“El blog de Julen Basagoiti. El Profesional del Siglo XXI. Liderar. Compartir. Aprender. Vivir. ¡Otro tipo de empresa es posible!”

Temas

Internacionalización
Estos son los contenidos relacionadas con este tema:


6 de Marzo de 2013
Sin categoría

Hoy quisiera profundizar algo más en relación con mi post de ayer sobre procesos de internacionalización para pymes.

Siempre suelo utilizar el ejemplo de los pescadores. Si tienes un barquito pequeño (no digo ya si no dispones de él y solo tienes tu caña para pescar desde la orilla), es prácticamente imposible que te acerques a un gran banco de peces porque los grandes pesqueros ocupan la zona y no te dejarán entrar jamás. En esas circunstancias, por lo tanto, tu deber es buscar zonas de pesca no atractivas para las grandes embarcaciones, de manera que puedas acabar cada día con la red llena. Y esas zonas, existen.

Las pymes, por su dimensión, suelen andar justas de recursos (sobre todo, ahora) para afrontar procesos de internacionalización. La gran pregunta suele ser: ¿por dónde empezamos? Y las respuestas de manual suelen ser las de “China, Brasil, Rusia, India,…”. Lo malo es que ahora es tarde para ir a algunos de esos países (un amigo que lleva muchos años en Brasil ya me lo decía en enero de 2012). Y donde hay mucho trabajo ya hay muchos competidores. Si se va de la mano de alguna gran corporación con presencia en destino, la aventura puede ser interesante. Pero si se va por libre, las posibilidades de fracasar son muy grandes.

Yo creo que una opción interesante es externalizar el servicio acudiendo a empresas que tienen agentes comerciales en muchos países del mundo (en bzmk podemos facilitarlo), siempre sabiendo que el proceso va a ser lento. En un periodo corto de tiempo se va a cubrir una amplia extensión mundial, y probablemente nos llevemos la sorpresa de que nuestro producto es interesante en países que no habíamos considerado. Cuando las ventas se vayan materializando y el volumen alcanzado sea considerable es el momento de enviar personal propio a la zona para controlar el mercado (“el ojo del amo engorda el caballo”). Repito una vez más, este proceso es, obligatoriamente, lento. Ya sé que hay prisa por obtener resultados inmediatamente, pero la realidad es la que es.

Puedes seguirnos en twitter (@jbasagoiti y @BZMK).

5 de Marzo de 2013
Sin categoría

A la conquista del mundo

En más de una ocasión he comentado que aquel 9 de mayo de 2010 en que Zapatero anunció un cambio drástico en su acción de gobierno obligado por la situación y por la presión de los principales mandatarios mundiales (llamadas de Obama, Merkel y el presidente chino entre otros), tomé la decisión de salir al extranjero, ya que intuía que en Bilbao no iba a tener muchas oportunidades durante un largo periodo de tiempo. Por fortuna en lo personal, aunque por desgracia en lo general,  acerté con la decisión.

Por aquellas fechas, desde las instancias oficiales se hablaba de la necesidad de que las empresas invirtieran en innovación para salir adelante. Apenas se hablaba de internacionalización. Pero yo veía que la clave estaba ahí, bastante más que en la innovación. Había que salir al mundo. Y de ello he escrito en numerosas ocasiones.

Leo una entrevista al Diputado de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia, Imanol Pradales. Ahora la internacionalización ya es prioritaria. Me parece muy bien, pero echo en falta dos cosas.

En primer lugar, no se cita a África como un destino para las pymes. Me parece un gran error. Es un lugar más próximo que Sudamérica. En menos de dos horas estás en Marruecos, y en menos de cinco en Senegal o Ghana. Muchos países de la costa atlántica tienen petróleo y grandes poblaciones. Eso significa grandes crecimientos. A veces, las soluciones más sencillas están ante nuestros ojos y no somos capaces de verlas.

En segundo lugar, no veo que se hable de la unión de pymes (fusiones, uniones temporales,…). Salir al extranjero a vender exige mucho tiempo y mucho dinero. Y gran parte de las empresas que todavía siguen a flote se han ido comiendo las reservas de los años de bonanza, por lo que la situación es dramática (ya  lo decía hace poco Confebask). La reordenación de la oferta es necesaria, tanto para poder atender la disminución del mercado local como para hacer frente a los importantes desembolsos que exige salir al mundo.

Una última cuestión: ¿por qué no se dan estadísticas sobre el número de empresas que utilizan los servicios públicos de Diputación, SPRI, oficinas en el extranjero…? ¿Qué nos cuesta y qué retorno obtenemos (en facturación, creación de empleo…)?

Puedes seguirnos en twitter (@jbasagoiti y @BZMK).

30 de Enero de 2013
Sin categoría

Cuántas veces he visto a directivos que ante una disminución de ventas ponen énfasis en reducir gastos, olvidándose de lo importante, que es conseguir que los clientes (los de siempre u otros nuevos) vuelvan a comprar. Parece mentira, pero es algo que ocurre con mucha frecuencia. El final de la historia suele ser que la empresa acaba cerrando tras una agonía cuya duración depende de lo saneada que estuviera con anterioridad.

Esto ocurre, también, en el ámbito público. Todo el esfuerzo se ha centrado en reducir el déficit (con muy poco éxito, por cierto, ya que el primer objetivo para 2012 era de dejarlo en el 4,5%, y la realidad es que va a quedar por encima del 7%).

He de reconocer que yo también soy partidario de no gastar más de lo que se ingresa. Pero la prioridad absoluta del Gobierno debería estar en volver a recuperar la actividad económica, algo que no es incompatible, por cierto, con contener el déficit.

La riqueza y el empleo lo generan las empresas. Y lo que éstas necesitan es que la Administración se encargue de establecer unas reglas de juego donde haya igualdad de oportunidades para todos. Que haya una verdadera liberalización en todos los mercados para que los clientes tengan verdaderamente una oferta amplia donde elegir. No es lo que ocurre en el sector energético o en el de las telecomunicaciones, por ejemplo.

Fomentar el crecimiento es eliminar trámites para facilitar la creación de empresas (en España es una auténtica tortura). Es eliminar subvenciones (es una medida proteccionista que supone “pan para hoy y hambre para mañana”). La empresa española ha estado muy pendiente de ellas durante muchos años. En su lugar, la Administración debería adjudicar un pequeño porcentaje de sus pedidos a empresas de nueva creación para permitirles crecer y hacerse un nombre con el que ganarse nuevos clientes.

El Estado también debe velar porque el sistema financiero funcione adecuadamente, de manera que se facilite la circulación de dinero que posibilite la actividad económica. Se han perdido 4 largos años en empezar a ponerlo en orden (hasta 2011 España gozaba, supuestamente, del mejor del mundo), habiéndose entregado a bancos y cajas de ahorro, en dicho periodo, miles y miles de millones de euros públicos que no han vuelto al sistema. De momento, nadie ha respondido por semejante desastre.

Como entiendo que quien está al mando no es tonto y sabe bastante más que yo de todo esto, siempre me hago esta pregunta: ¿qué intereses son los que defiende desde su puesto?

Puedes seguirnos en twitter (@jbasagoiti y @BZMK).

24 de Enero de 2013
Sin categoría

La última EPA recién publicada refleja un paro que roza los 6 millones de personas en España. Si tenemos en cuenta que aquellas que no han buscado trabajo activamente durante el último mes o quienes han salido al extranjero a buscar un futuro mejor no computan para esta cifra, llegamos a la conclusión de que este el número real es bastante mayor.

Tengo una imagen en mi cabeza, años antes del estallido de la crisis. Regresaba en coche a casa desde el trabajo escuchando la radio. Daban la noticia del aumento espectacular del volumen de créditos concedidos a empresas y particulares. Pensé: “esto algún día reventará”. ¡Vaya que si reventó!

Ahora, cuando veo cómo sube el paro incansablemente, pienso que en algún momento sufriremos una conflictividad social como nunca antes hemos visto. Porque el colchón familiar que ha soportado muchísimos casos que ya no perciben ayudas públicas tiene un límite. Los gobernantes, como siempre, actuarán tarde y mal. Es lógico porque tienen otras prioridades.

Lo peor de todo es que se están aplicando recetas para terminar con esta sangría que no son efectivas. Podían serlo hace 20 años (en la última crisis que conocimos), pero no hoy. Al pertenecer al euro y no poder devaluar la moneda, el Gobierno ha realizado el ajuste vía reducción de salarios y del coste laboral.  En teoría, los productos españoles son más competitivos. Pero hoy, al contrario que en 1993, los productos de países emergentes, además de ser mucho más baratos, han mejorado sensiblemente su calidad, hasta ser equiparable a la de los nuestros. Gran parte de los ordenadores o Smartphone que utilizamos se fabrican en China.

La pregunta es: ¿en qué liga queremos jugar? ¿Damos el salto para competir con los países de nuestro entorno y  vamos a producir bienes y servicios de mayor valor añadido, o por el contrario, vamos a competir en precio? Son dos modelos totalmente opuestos. Yo creo que habría que pertenecer al primer grupo, y en función de ello se debería establecer el modelo educativo y el cambio del tejido productivo.

No veo esa reflexión en ninguna de nuestras múltiples administraciones. ¿Alguien cree que, con estas condiciones, es posible salir de este drama?

Puedes seguirnos en twitter (@jbasagoiti y @BZMK).

23 de Enero de 2013
Sin categoría

Llevaba mucho tiempo sin escribir. Un año ajetreado (pero maravilloso) en el ámbito familiar trastocaron los planes. Sentarse a diario ante el teclado requiere una frescura que yo no tenía. En esas circunstancias, tomé la decisión de descansar en la publicación de mis posts (salvo algún escrito puntual). El blog ha seguido actualizado gracias a las aportaciones de Javier García, Jorge Icaza, José Luis González Vadillo y Julio Cantón.  Es un lujo poder contar con su participación, y desde estas líneas quiero aprovechar la ocasión para darles las gracias.

Pero todo tiene su momento y sentía la necesidad de volver compartir mis impresiones sobre lo que la actualidad nos depara, siempre desde el prisma del management, el liderazgo o la actitud de los profesionales. Estoy otra vez en modo “on”.

En todo este tiempo, por desgracia, las cosas no han mejorado. No solo eso, han ido a peor. Y mi impresión es que el panorama va a seguir igual, a pesar de que desde instancias gubernamentales se insiste en afirmar que lo peor de la crisis ha pasado y que el cambio de tendencia está próximo y dentro de poco veremos el crecimiento económico (e incluso, la creación de empleo).

“Pronto veremos que las medidas adoptadas por el Gobierno empiezan a dar sus frutos” dicen.  Podría ser verdad si las decisiones adoptadas fueran las adecuadas para solucionar las causas que han provocado que nos encontremos en la situación actual. Pero no es así. Diariamente expondré mi punto de vista sobre cómo creo que están las cosas y por dónde se debería ir.

Espero que mis reflexiones os resulten de interés, y por supuesto, estaré encantado de leer vuestros comentarios, sugerencias o críticas. Vuestra participación hace mucho más interesante este blog.

“La persiana vuelve a estar levantada”.

Puedes seguirnos en twitter (@jbasagoiti y @BZMK).

bzmk
info@bzmk-consulting.com
c/ Alameda San Mamés nº 43 bis 3º Dpto. 4
Bilbao 48010
Spain
Teléfono: +34.94.6409505
skype: BZMK.Bilbao